Significado real de “que te contraten por los pelos”

8 05 2008

Anécdota del trabajo.

El otro día, desayunando con mis compañeros, estábamos hablando de mi reciente contratación, y Migue, uno de ellos, me contó como llegaron a seleccionarme para la entrevista.

Resulta que estaba mi jefe revisando currículums de solicitantes de la beca. Tenía tela de curro y solo los miraba por encima. Pues bien, llega al mío y le dice a Migue:

-¿Tu te puedes creer que alguien mande un currículum con una foto así y con estos pelos?

Foto curriculum

Esta es la foto en cuestión.

Si, ya se que no salgo muy wapo, pero los fotomatones no hacen milagros y yo soy como soy. Punto pelota 😛

Se la enseña a Migue y éste dice:

-Pero Antonio, no te fijes solo en la foto, mira el currículum, no está nada mal

-Si, pero es que mira que pelos tiene y que barbas, esto no es un currículum serio.

-Mira, el chaval a lo mejor no tiene muy buena presencia, pero es el perfil que estamos buscando. Yo le haría la entrevista a ver que tal…

Dicho y hecho. A la media hora de hacer la entrevista técnica con Antonio me llamaron de la empresa diciendo que me daban la beca.

¿Cuál es la moraleja de todo esto? Que si hubiese tenido otro aspecto, con el pelo corto y afeitado, ni siquiera hubiera reparado en mi currículum.

Ya sabeis chicos! Si quereis que se fijen en vosotros teneis que resaltar por algo! (Consejo patrocinado por SuperPop)





¿No me vas a preguntar por qué estoy tan contento?

7 05 2008

Este era el nick que tenía puesto desde el martes más o menos. Algunos ya me lo habéis preguntado, a otros os lo he dicho yo, porque no me podía resistir.

Estaba yo en el trabajo donde soy explotado de becario, cobrando bastante poquito (350€/mes) cuando me viene un compañero (Migue) y me pregunta si el jefe (Antonio) había hablado conmigo. Yo lógicamente me asusto, creia que había hecho algo mal y me iba a echar la bronca, porque al Sr. Jefe nunca le he caido demasiado bien, ya contaré por qué.

Bueno, al final me cuenta que Antonio había hablado con él porque ¡habían decidido contratarme! Yo no me lo podía creer, llevando solo 3 meses de becario, faltándome otros 3 para terminarla, me ofrecen un contrato de 13600€ al año. Yo estaba a cuadritos, y mi pulso, ya de por sí tembloroso, apenas acertaba a las teclas. Por fin terminé de creerlo, cuando Antonio, esa persona que a penas me dirigió la palabra en 3 meses, me llama por teléfono y me dice:

“Alberto, hemos estado hablando, y nos gusta mucho tu trabajo y como trabajas y hemos decidido hacerte un contrato en prácticas tal tal rositas para mi….”

Pues eso, a partir de Junio (porque Mayo ya estaba empezado cuando me lo ofrecieron, ya se les podía haber ocurrido 5 días antes), empezaré a trabajar (bastante) más y a cobrar un sueldo de verdad!

¡¡Quien se quiera apuntar para celebrarlo que me pegue un toque!!